viernes, 29 de abril de 2016

Mi experiencia con Eride Ediciones



Puede que hayas llegado hasta aquí buscando opiniones de las editoriales y todas las que hayas leído hayan sido criticas negativas, estafas y demás cosas.
Mi experiencia viene a ser todo lo contrario, ya que es una opinión positiva pero de la cual he de reseñar ciertos puntos que, si eres un escritor aun sin debutar, puede que cometas los mismos errores que cometí yo.
Claro tengo que dejar, que estos puntos no van en contra de la editorial, sino del escritor que en su carácter de amateur no ve, ya sea por no entender la parafernalia de un contrato o que, al rebosar alegría e ilusión, se deje llevar por las emociones y este ciego ante la realidad.

Partiendo de una base, y esto ha de grabarse a fuego a la de ya, las editoriales son un negocio, no son el calvo de la lotería que reparte ilusión.
Como tal, tu eres un fichaje del cual tendrán que valorar si merece o no la contratación. Invertirán dinero en ti y tendrás que salir rentable.
Teniendo en cuenta este principio básico nos ahorraremos muchos disgustos y desengaños.

¿Pero que pasa con las editoriales de auto-edición? No creáis que no invierten, pero dado a su compromiso por impulsar a los autores noveles, ese estudio de mercado sobre tu supuesto fichaje no puede ser tan exhaustivo y exquisito. ¿Que ocurre entonces? Prefieren correr menos riesgos proponiéndote compartir gastos de producción a un 50%, y ellos colocan toda la maquinaria en el proceso de edición.

Éride ediciones trabaja así: propone una coedición con el autor.
Lo primero que hará será valorar tu obra y si es positiva, además de comunicártelo, ya mandarán un presupuesto detallado adjunto al mensaje, desglosado en partes (Corrección, maquetación, impresion…)
Que si el valor total de la producción de tu libro cuesta 2.000 euros, el autor tendrá que pagar 1.000, en dos partes: una al comienzo del proceso y otra antes de terminar.
Realmente es cómodo pagar 1.000 euros si se tiene, ya que la editorial se encargará de todo lo demás mientras te sientas en el sofá a esperar.

Aquí entra un detalle, y es que Éride respeta la cola de entrada. Ejemplo de mi experiencia fue que mi primer libro llegó a 70 páginas, normalmente no se tardaría mucho en el proceso de edición, pero si el autor que iba antes de mí tenía una obra de mil páginas, hasta no acabar con él no empezarían con el mío. Lo cual es lógico y respetable, así que no podía ponerme exigente, al fin y al cabo era mi primer libro y ya estaba harto de contento.

Durante los meses que abarcaron todo el proceso, Eride se pone en contacto contigo exclusivamente si tiene trabajo que mostrarte. A no ser que haya una duda existencial sobre el proceso, no es de recibo molestar preguntando que qué tal va todo. Esperad. Las cosas de palacio van despacio.

Recibí correos de la editorial con un PDF con el texto corregido para que lo pudiera supervisar, y así lo hice. En ese momento, Eride pausa el proceso hasta el visto-bueno del autor, con lo que una vez supervisado mande un correo de vuelta para decirles que estaba conforme con todo, de lo contrario, aun está sujeto a cambios (ortográficos, no de narración) y se le puede informar de la palabra a cambiar señalando numero de página y párrafo.

Lo siguiente fue la propuesta de cubierta, para elegir entre dos. Lo siento para el que tenga portada propia, Eride no acepta portadas personales ya que adapta cada libro a su línea editorial. Sin embargo, la portada del que es mi segunda obra (La joven bruja de las esferas) quedó bien bonita y gustó mucho a los lectores.

En ultima instancia envían un prototipo de libro a casa para su ultima valoración y supervisión, ya que se trata del producto final. Y este ha de ser devuelto por correo postal, en caso de haber cambios la editorial os cuenta como tenéis que proceder.

Y ya está, Eride fija una fecha de lanzamiento y precio, y cumple con sus objetivos.

Ahora vamos con la parte mala, por así decirlo. Cosas que se pasan por alto o si no te espabilas un poco te comes los mocos. Así de claro.

El objetivo de éride para conmigo fue la de sacar una tirada de 500 ejemplares, por el momento dije “Bien, es un comienzo”. ¿Qué pasó? Debido a la inversión por mi parte en los gastos de producción, éride envió a mi casa 200 ejemplares para venderlos a mi aire y poder recuperar mi inversión, pero es que ellos se quedan otros 200 para los mismo, que haciendo matemáticas quedan 100 para distribución… a toda España.
Vendí cerca de los 200 a familiares y amigos, recuperando mi inversión. Fue un éxito entre mis círculos, pero no tuvo un impacto mediático en Blogs ni nada.

En ese año que duró el proceso de edición ya había terminado mi segundo libro, que abarcó cerca de 300 páginas frente a las 70 del primero, pensando que el segundo ayudaría al primero. Éste si tuvo impacto en blogs y bloggeros, con unas criticas en su gran mayoría muy positivas. Lo cual me emocionó, pero entonces comprendí un problema: aparte de que yo no me moví nada en promocionarme (error mio, claramente), eride no parece distribuir el libro de manera física, sino que tiene la característica de ser PoD, Print on Demand (Impresión bajo demanda).
Es decir, la imprenta solo sacaría libros si se pedían, pero no habría demanda si la gente no sabe que el libro existe, y para ello se necesita tenerlo en físico en alguna tienda. Vaya, que mis obras fueran PoD no me ayudaba a darme a conocer y, por supuesto, la madurez literaria se ralentiza.

Y para terminar, un detalles súper importante que tardé en ver. La remuneración económica. Eride ofrece un 50% de gastos y beneficios, pero ¡Ep! Lee la letra pequeña, que ese 50% de beneficios es descontando la parte para las librerías y distribuidoras, que es un 60% del total, con lo que tú y editorial os peleáis por un 40%, llegando al autor el 20% del total de la obra (Que ya es más de lo que ofrecen muchas editoriales convencionales). Pero no esperéis haceros rico a no ser que tu libro sea un bestseller, tenga repercusión internacional o te llames Belén Esteban.

No puedo decir que mi experiencia con Eride haya sido mala en absoluto, pero para un autor que busque la madurez literaria se le quedará pequeño enseguida.
Así que actualmente estoy migrando a otro lugar con otras condiciones, que quizá me toque pagar igualmente, pero una nueva oportunidad con la condición de tener el libro en físico en las tiendas puede ayudar mucho.


Autor, escribir es como buscar el amor: no te quedes a medias.   

4 comentarios:

  1. Mi experiencia es similar, pero hay otras editoriales con mejores condiciones y precios. No os quedeis con Eride, si quereis publicar un libro y lo de los 500 ejemplares es un fraude, Ellos solo imprimen tus 200 y el resto ves a saber. Lo que pagas en realidad son tus 200 libros a precio muy alto. Ya que la calidad es malísima. Se doblan si los pones en vertical, vienen mañ cortados. Un drama.
    Mis nuevos libros los estoy imprimiendo directamente con una imprenta a una cuarta parte del precio y con una calidad que Eride nunca podrá ofrecer.
    En mi opinión es un fraude, tal cual suena.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Victor,

      Gracias por pasarte y comentar. Tu opinión es tan valida como la de cualquiera. En el mundo de la edición cada autor debe de buscar la forma que más se ajuste a sus necesidades. Esta claro que tras pasar un tiempo, me doy cuenta de que este tipo de editoriales no deberían estar enfocadas al autor novel, sino al ya consagrado. Aquel que busca editar una nueva novela sin las exigencias de las editoriales convecionales, y sabiendo que dicho presupuesto no le costará la vida en poder pagarlo.
      Los autores noveles seguimos buscando los trucos y maneras de poder hacernos un hueco.

      Un saludo.

      Eliminar
  2. Hace tiempo me propusieron algo similar cuando intenté ofrecer mis cuentos infantiles a varias editoriales y aunque parece que mis cuentos gustaban, lo que me proponían no me gustaba a mi, y es más o menos lo que cuentas en tu post, 50% de la inversión corría de mi parte, tenía que vender los ejemplares que me asignaban y encargarme yo de hacerme publicidad porque ellos solo lo ponían en circulación el algunos puntos de ventas y en su web. Para un libro de cuentos me pedían 1.700€, ahí es nada... y yo no me lo puedo permitir sin saber si lo voy a recuperar o no. El beneficio que obtendría de las ventas era del 16%. No es un mundo fácil, no tenía ni idea de cómo funcionaba el asunto...y pensaba que sería como la película de JK Rouling, la autora de Harry Potter..., ignorante de mi... en fín...quizás si en algún momento me sobran 1.700€, me plantee hacerlo jeje. Me ha gustado mucho leerte. Un abrazo. Loli

    ResponderEliminar
  3. Una editorial es aquella que corre con todos los gastos,de publicacion, el resto que dicen serlo no lo son, en todos los sectores hay empresas que rozan la ilegalidad, bueno ya sabéis lo que quiero decir.

    ResponderEliminar